viernes, marzo 03, 2017

Acolchando a mano con hilo de algodón

En enero os presentaba el quilt que acababa de terminar con telas de Lecien, una compañía que hace unas telas maravillosas. Pues bien, por fin me he puesto manos a ello y he comenzado el acolchado.





Quería que fuera con hilo de algodón en color blanco. Acudí a mi mercería habitual y compré un ovillo grande de 200g en algodón egipcio del nº 8. y  A pesar de ser blanco tenía un color azulado que no me terminaba de encajar, sobre todo por  tonos del quilt en el que quería usarlo.

Por suerte  y sin ir a buscarlo, di un con una de las variedades de la marca Anchor que me encantó en un suavísimo crudo y  también de algodón 100% y más fino, esta vez en un nº20.




Se trata  de Anchor Freccia, 100g  y de algodón mercerizado de tres hebras que se utiliza para ganchillo.
Me gusta que tenga esas tres hebras porque así es más fuerte e impedirá que se corte al pasar una y otra vez  por el sandwich del quilt.
Después de usarlo tengo que decir que me encanta y será un hilo fijo en mis acolchados a mano. Se desliza con suavidad , tiene un bonito brillo y el acabado es algo más fino que el del nº 8.  Aún no sé si tendré suficiente, espero que sí porque sólo estoy haciendo  una línea recta en cada bloque.








...... Ahora sólo me faltaba conseguir la trasera porque entre las telas que tenía en casa, ninguna me convencía, a pesar de  tener alguna  de la misma marca pero en unos tonos muy oscuros y que no pegaba nada con ella.

De nuevo en mi localidad encontré la solución en una tela estampada de 1.50cm  ( perfecto, no tendría que hacer empalmes) de algodón y con un colorido que le iba genial. La podéis ver en las fotos de arriba.






Las líneas para no torcerme, están hechas con bolígrafo Frixion que se va con el calor de la plancha, pero en color  rosa y punta micro.

Creo que va a ser un acolchado rápido.
¿ Qué os parece?






lunes, febrero 13, 2017

Reseña del libro "Happy Flower Quilts: 30 Colorful Quilts, Charming Bags&Cheerful Gifts"

Cuando descubrí este libro de Atsuko Matsuyama en versión japonesa ( primera edición del 2009) me quedé prendada de la portada. Era de un quilt  colorido en pequeños bloques y con telas de estilo vintage.
Llevaba un tiempo haciendo cosas con este aire y  por eso captó enseguida mi atención.
Ya se hablaba de él bastante y, como algunos que tengo japoneses, me aventuré incluso a investigar sobre él, a pesar de saber que no entendería el idioma pero sí los patrones.
Encontré que era difícil conseguirlo y quedó en el olvido con esa espinilla de algo que te ha entrado por los ojos y te ha encantado.


El tiempo y el éxito quiso que zakkaworkshop.com hiciera la traducción y hete aquí que después de un tiempo muyyy largo, vuelvo a encontrarlo a través de Instagram y su edición al inglés que anuncian a bombo y platillo y que asegura  ser una preciosidad.

Acudí rápidamente a  hacer la reserva  en Book Depository antes de su publicación  y así asegurar que tendría un ejemplar. Esto era algo así como antes del verano pasado para que os  hagáis una idea.

Hasta ahí todo perfecto y yo deseando que llegara la fecha del envío por el mes de septiembre .... que me confirmaban  nada más empezar el mes.
Sin embargo y tras mi asombro y pese haber aceptado la reserva en preventa, me escribieron diciéndome que lo sentían y que me devolvían  el dinero porque no podían enviármelo. Supongo que hubo más encargos de los esperados.... y me quedé fuera.

Es la primera vez que me ocurre algo así.
Así que con todos los meses que ya habían pasado, pensé en buscarlo en Amazon.es  ...... lo mismo ya había llegado aquí su venta .... y ¡Bingo!

Por fin pude echarle un vistazo.

 Tiene 30 proyectos de los cuales hay algunos que me gustan especialmente.
Muy del estilo de los libros japoneses, trae labores básicas que ya se han visto en otros libros..... eso sí todas con ese aire vintage que ahora está tan de moda, incluso entre las nuevas colecciones de telas de Lecien o Yuwa.
Sí es cierto que reúne algún kit de costura, acericos,mini quilts, bolsos y bolsitas y pequeñas labores de adorno para la casa junto  con algunos colchas más grandes, entre ellas mi preferida.
Si este es tu estilo, no lo dudes porque te gustará.






Junto a algunas telas que ya tenía, voy a completarlo con estas preciosidades que recibí el otro día y que pertenecen a distintas marcas y colecciones.








Se puede decir que ya estoy enganchada a este quilt de pequeños bloques  que  tendrán una medida de 6.5"   cada uno
Se alternan los que son de  aplicaciones (41) con un borde en tela lisa
( bastantes sencillas por cierto) con bloques clásicos de patchwork (50) y algunos de cuadrados de tela (8)
Todos harán un total de 99 bloques repartidos en filas de  9x11





Tal ha sido la difusión que le están dando que a través de Instagram han hecho un Blog Hop con conocidas quilters que en días señalados muestran una labor realizada de este libro.




Como veis casi acaba de empezar. A mí me gusta darme un paseo y ver la interpretación de la labor que cada quilter ha elegido.

Y la cosa no queda ahí, sino que Lecien  está haciendo un give away  para San Valentín, en su cuenta de Instagram donde ofrece el libro y ochenta y siete fat  quarters nada menos, de sus colecciones  que aún no han salido a la venta.





Este estreno culmina  con un SAL del quilt de la portada  y que tendrá lugar la primera semana de marzo y al que me pienso unir, claro.


Además de la colcha protagonista, ésta es otra que también me encanta.... resulta perfecta para  aprovechar restos.






Por mi parte ya me he estrenado y comenzado la primera fila..... Una que es impaciente, je,je.
Tan aplicada estoy que ya tengo 8 de los 9 primeros.
Este es uno de los bloques aplicados antes de ser acabado.
Los otros te los enseño en breve.






Aún me queda elegir  la tela rosa de los bordes  pero tengo tiempo de sobra. Quizá alguno de los innumerables tonos de Kona. 

¿ Alguna se anima en este proyecto?


martes, enero 31, 2017

Tapete de rosas granates acabado


El comienzo de año siempre suponen nuevos retos. El mío está siendo reorganizar mi habitación de costura y dar fin a esas tareas que han quedado guardadas por una razón u otra.





Por sorpresa aparecieron dos bloques y el comienzo de otro  de los que ya ni me acordaba.
Me suena que iba a ser un pequeño quilt pero hace tanto de eso que se me pierde la memoria.













De una de las telas no me quedaba, estaba segura.
Así que decidí ponerle fin y darle  salida como tapete. Me vendría muy bien para colocarlo debajo como soporte para otras labores en marcha o para escribir o dibujar en alguno de mis cuadernos.




Busqué una de cuadritos para darle un toque rústico y una puntilla alrededor en algodón.
Por detrás también aproveché lo que ya tenía y monté la trasera más sencilla y con otra puntilla distinta. 
La idea era  darle uso por ese lado también.





Con hilo perlé del nº8 hice el acolchado y cosí el biés con un poco de tela que me había quedado del mismo estampado que el usado el los bloques ¡ Menos mal que al menos tenía suficiente!





La verdad es que es estupendo cuando le sacas partido a algo que tenías olvidado ¿ verdad?
Ahora la satisfacción es doble, tengo algo práctico que me viene de perlas y además he dado por acabado algo de lo que ni me acordaba.






Lo próximo que os enseñe también será  un " aprovechamiento"  que ya está a medio camino....
...... Y es que me he tomado muy en serio este año dar por acabadas todas las tareas posibles, especialmente aquellas  que ya tiene más de uno, dos  o más años  y permanecen todavía en el cajón.

¿ Lo conseguiré? 
¡ Seguro!



martes, enero 17, 2017

Quilt Escalera de rosas


Hace unos días que compartía en mi cuenta de Instagram un pequeño avance sobre una labor nueva. Hoy ya os la puedo presentar porque ya está montada y lista para ser acolchada.




Se trata de un quilt sencillo que creo que ha quedo bastante fino.
Tenía unas telas de Lecien hace muuuucho de una misma colección que compré en un viaje a Tudela en una tienda de patch de la que no recuerdo su nombre.
Con los medios metros tenía para poca cosa pero tenía claro que quería que todas fueran juntas, creo que para eso soy algo maniática y no me gusta " romper" un grupo de telas que pertenecen a una serie o colección como os digo.





Tuve que completar con otra lisa en un tostado muy clarito que le venía genial.
Los cuadrados pequeños y grandes los corté usando troqueles de la Big Shot de Sizzix para ahorrar tiempo y en el tiempo navideño lo fui preparando.
Alterné los bloques formando una + y una x

Los bloques de cuatro van haciendo escalera si os fijáis haciendo coincidir siempre telas estampadas con estampadas y lisas con lisas  ....... ¿ Se aprecia?






Una vez que acabé, añadí un borde  con tan solo un cuarto de tela que tenía de delicadas rosas en fondo verde.
Pensé en terminar cosiendo una puntilla de ganchillo hecha a mano que compré en un mercadillo.... pero me pareció que quedaría algo pequeño.
Entonces cosí otro borde más ancho en la tela lisa....




.... Probé entre  otras puntillas porque quería darle un acabado delicado a las telas de Lecien.....
Ésta en algodón  me pareció bonita y compré todos los metros que necesitaba, algo menos de 6.





Como se suele decir " menos es más", así que he quedado bastante contenta del resultado final.




Sólo me queda colocar la trasera y acolchar.
Quiero hacerlo a mano con simples rectas que crucen y con hilo de algodón  en blanco.
Pero eso será en otro ratito.










miércoles, enero 11, 2017

Sunny Day Dresden Pincushion


¡Feliz  Año Nuevo!
Ya estoy de nuevo por aquí.
Espero que hayáis empezado con ilusión y de forma creativa como yo lo he recibido.
He planeado más o menos lo que quiero hacer y acabar... seguro que vosotras también..... ¡ que no queden atrás los buenos propósitos!

Este primer artículo va dedicado a la primera labor del recién estrenado 2017.
Me pareció curioso hacer algo nuevo justo el último día del año.... y ahora sí, ya está acabado.
Se trata de un acerico grande que encontré surfeando por la red.
El modelo es de un tutorial ofrecido en Sunny Day Supply, una tienda americana que pertenece a Molly Flanders, quilter que descubrí ya hace tiempo.
Aquí os dejo el enlace por si os apetece hacerlo.

El bloque dresden protagonista está hecho con trocitos pequeños de telas que me han ido quedando de otras labores con estilo vintage.
Usé una regla dresden para cortar el tamaño  de cada pétalo, tan solo 2".






La mayoría del acolchado de Molly está hecho en color negro y con hilo del algodón así que yo he seguido la misma pauta.









La tela protagonista que aparece en el centro del bloque dresden y en la trasera, la compré  en verano  y no la había estrenado aún. Tenía ganas de emplearla y creo que este pequeño trabajo le ha venido muy bien, sobre todo porque justamente me gustó para recortar  dibujos del estampado y trabajar con ellos.





Aunque originalmente la propuesta es  rellenarlo con arroz y trocitos de cáscara de nuez,  sólo lo he colocado  guata y un par de puñados de arroz para darle algo de peso.







La verdad es que viene genial para esos restitos como os he dicho  y perfectamente podría servir como bloque en un pequeño quilt.


Creo que ha quedado  muy " cuco" ¿ qué os parece?.

lunes, noviembre 14, 2016

Sew Illustrated: Un sobre de tela y reseña del libro.


Hace ya bastante que sigo a Minki Kim en su cuenta de Instagram (@zeriano) y cuando sacó su libro con una recopilación de algunos de sus trabajos no me lo podía creer ...... y no dudé en encargarlo
 (el mío fue en Book Depository) ....Estaba deseando  hacer alguna de sus aplicaciones que son pequeñas obras de arte.
Si tú también la conoces, sabrás que  con diminutos trocitos de tela es capaz de captar momentos de su  vida cotidiana y " dibujar " con ellos sobre una tela de fondo..... hasta conseguir hacer " una estampa"  bordada.




"Sew Illustrated"  es tal y como me esperaba.
Con un apartado al  principio para explicarte distinta formas de  pasar diseños a la tela, Minki te da orientaciones de los materiales y te ofrece varias posibilidades.
El libro incluye los patrones aparte y también   otra hoja donde puedes pasarlos a la tela con ayuda de la plancha.
Esto aún no lo he probado. Creo que es de una sola aplicación.
Parece ser que  hubo un error en la edición y  esto último salió doble en dicha hoja. Luego en tiradas posteriores  se solucionó. 
En mi copia no  aparece doble pero sí el aviso del error, así que aún tengo que ver si el  mío tiene la corrección hecha.
Aún así se puede hacer una solicitud a la editorial para solicitar el patrón  correcto que transfiere a la tela.







 No obstante, he preferido sacar el patrón al estilo tradicional de la hoja adjunta.


El sobre de tela ha sido el que primero ha caído.
Advierto que es adictivo  y cuando acabas con una cosa ya está deseando seguir con otra.
Aunque originalmente las casitas están aplicadas sobre lino,  he usado  un retor de algodón de buena calidad que compré hace tiempo y que daba justo el aspecto rústico que buscaba.

Además quería usar una telita muy mona en lino japonés con unas setas muy simpáticas cuyo colorido de fondo era perfecto para ese rector.
¡Genial cuando cosas distintas encajan y más cuando por fin  las estrenas!




Para la tapa del sobre tenía  un precioso lino rosa que compré hace muy poco en una tienda de mi localidad dedicada a las labores y que me cautivó nada más verla en la tienda. 
Fue de esas veces que no sabes para qué es pero sí que es precioso y que un buen uso tendrá.
Creo que los lunaritos van ideal con las setitas rositas del lino japonés ¿ no os parece?





¿ Que para qué lo voy a usar ? Pues para cualquier cosa de labores. Ya sabéis que siempre tenemos cositas así alrededor para guardar lo que estamos cosiendo ...... o simplemente tener recogidos los próximos fats de un futuro proyecto ( como ya tengo  previsto en esas telitas de Lecien que veis dentro, je je )......





El método de aplicación ha sido el habitual que ya utilizamos para aplicar, la entretela de doble cara que viene en papel y que pegamos luego con plancha.
No necesitas  copiar en espejo porque los patrones ya vienen preparados así ¡ estupendo!
Con el boli Frixion dibujé la línea para que todas las casitas quedaran bien situadas.
Ya sabéis que este bolígrafo se va con la  plancha.




Dibujé también algunos elementos que no son de tela, como los troncos de los árboles o las chimeneas.
Puntada de 1.4, cortita, hilo oscuro y a ribetear todos los bordes.
Quizá alguna ya lo había visto en mi cuenta de Instagram.



Hoy no pude sacar mejores fotos así que he tenido que editarlas para aclarar la poca luz que tenía...... pobres algunas.






Aquí tenéis el resultado más de cerca.


El libro, como dice en la portada, te ofrece 35 diseños en los que a veces no necesitas tela  para aplicar sino que tienes que realizar el bordado del dibujo.

Cinco son los capítulos que agrupan esos  diseños.
Ahí están.






La casita me está llamando....



...... y la máquina de coser con otros elementos costureros también!



Una cosa  que me gusta es que te da pie para hacer tus propias composiciones. Puedes coger de aquí y de allí y hacer otras cosas.
Incluso si te atreves, la autora  hasta te da pautas para sacar el dibujo de una foto y hacer un trabajo como el que está en la última foto donde aparece el padre con  sus hijitos.
Espero sacarle mucho provecho. Me servirá también para salirme de los proyectos más largos que tengo entre manos y dará juego para  poner en marcha la imaginación.... ¡ y eso me encanta!
Feliz día!!