martes, diciembre 30, 2014

Por tierras segovianas

Cuando llega esta época siempre estoy deseando poder coger algún día de descanso  y cambiar de aires. El final del trimestre, una vez más e  inevitablemente, ha sido  estresante.
En cuanto el tiempo lo permitió salimos a conocer una parte de Segovia que aún nos era desconocida.
Sí , ya sé que está cerca de Madrid, pero aún así es increíble los rincones tan bonitos que tenemos y que sólo falta que alguien se acerque hasta ellos.





La naturaleza siempre renueva el espíritu ¿ no os parece ? 
Debería ser algo que nos mandara el médico cada cierto tiempo...... 
Despejarse ................
Dejar que el sol te dé en la cara , disfrutar del sonido del agua ........






........... de los paseos que invitan a charlar ..........





.......... de contemplar simplemente cómo el paisaje puede hacernos sentir relajados ..... con una atmósfera como ésta ..........




......... o como ésta ..........
donde el tiempo parece que se ha quedado estático ....... inmóvil ............ congelado........






......... y sólo se oyen el crujir de hojar congeladas por la escarcha mañanera..........














Realmente se te olvida todo y vuelves con otras energías ...................







Ratitos también para visitar algún pueblo  de esos en los que los gatos descansan plácidamente ,  tras la reja  oxidada de alguna ventana, con los ojos cerrados bajo un tímido rayito  de sol.......... 
O en los que el silencio que provoca el frío y la niebla , hace que parezcan pueblos fantasma  en los que apenas ves un paisano  bien abrigado  .......







No me cansé de echar fotos, la verdad ...... como queríendome llevar un poquito de esa paz que luego es tan necesaria  en las prisas de la ciudad. 






......... Y por supuesto terminar en la capital , preciosa, reluciente tras la niebla , con la sierra al fondo ....... y con pena de dejarla  hasta la próxima vez. 





Además de todas estas impresiones que  cerrarán este año que se nos va, tuve la suerte de traerme a cosa  alguna cosa que  encontré  en la I Feria de Navidad Artesana . La verdad es que nos salió al paso yendo hacia el Acueducto porque no teníamos ni idea de este evento.
Situada  en el  Palacio del Marquesado , puedes encontrar el regalo navideño que estabas buscando entre todos los expositores.
En uno de ellos situado a la entrada , y que muestras piezas antiguas y vintage, descubrí estos tres tesoritos para añadir a la colección.






Después de un lavado han quedado estupendos. 







Este paño bordado en algodón y rematado con esta puntilla a ganchillo me pareció una monada . Es algo más largo que un palmo y tiene unos cordones como si fuera para  sujetarlo en algo . 
El redondo  con el bordecito en rosa también es una cucada y creo que combinará muy bien con otras cosas para la primavera. 





Espero que estéis descansando estos días , que disfrutéis en familia y que también os dediquéis un ratito a vosotros mismos, que tan complicado resulta a veces.
Mañana os hago un repaso de lo que ha sido el año. 
Mil gracias por tu visita.


5 comentarios:

nati q dijo...

Pues si que son unos paisajes precioso y con mucha paz,me alegro que consiguieras esa paz y tus compras muy chulas.
Feliz 2015, Besitos guapa

Carmen y Prady dijo...

Que hermosa entrada y que preciosas fotos, nos han transmitido esa paz de la que hablas.
Tus pequeños tesoros encontrados son una preciosidad.
Te deseamos una feliz entrada al año nuevo.
Un beso muy fuerte.

Paqui Galán dijo...

Que entrada más adorable. Me encanta como lo has relatado todo, con esas imágenes. Me alegro que encontraras unos ratitos de paz, que tan bien nos viene en estos días de ajetreo.
Tus tesoros, que decirte ... son preciosos!!!
Feliz Año Nuevo guapa ... Besos, Paki :)

Magalis Marisol dijo...

Hola amiga!
Feliz 2015!
Un fuerte abrazo desde Venezuela!

elena piña garcia dijo...

Menudas fotos tan bonitas..invernales que es lo que gusta en Navidad..disfruta y feliz año!!
Besos.