lunes, noviembre 05, 2007

Disfrutando del otoño

La ecología no sólo está de moda sino que hoy día se hace necesaria. Nunca había estado en una casa ecológica y debo decir que hemos disfrutado ,no sólo del soleado fin de semana que hemos tenido , sino de también de un ambiente donde la vida sana y el aire limpio son una gozada.
Tener amigos ecológicos que ponen en marcha su afán por conservar el mendio ambiente es un tesoro. No es que en casa no reciclemos , que lo hacemos , sino que no llegamos a tomar conciencia verdaderamente hacia donde va el mundo que dejaremos a nuestros hijos. Esto me ha hecho reflexionar .
La finca que hemos visitado es una de esas fincas ecológicas que presume de ofrecer productos libres de sustancias que los alteran. Fijaros qué paisaje. Daba gusto pasear entre esos olivos y con ese radiante sol .


... Las aceitunas las recogen de una en una y las colocan en pequeñas cajitas para ser transformadas en aceite ecológico. Desde luego esos racimos parecían uvas...

Los residuos orgánicos que no sirvieran para las gallinas, se reciclan en la compostadora .... y la energia , tanto para el agua caliente como para la electricidad se obtiene de placas solares....
Por supuesto otras basuras se llevan a su contenedor específico. Quizá, separar la materia orgánica en su sitio , me resultara algo nuevo, pero pronto nos acordábamosde lo que le gusta a las gallinas, sabrosos restos de verdura y fruta ........





y si no mirad qué pinta tenía la yema del huevo frito que desayuné por la mañana , si es que ya no estamos acostumbrados a ese color ...


Sí, sí ya sé que alguna que lee este blog sabe lo que es disfrutar de buenas verduras y hortalizas .... y gustosos huevos de gallina que anda de aquí para allá al aire libre..... Pero la mayoría nos hemos acostumbrados a alimentos insípidos y por eso , al menos yo, disfruté tanto de una buena ensalada aliñada por ese aceite cuidado .........

El bosque estaba espectacular, con esos contrastes de otoño y el piar de alegres pájaros de fondo.

Con la cámara en mano disfruté de la mañana . Me gusta observar los pequeños detalles y apreciar lo que pasa delante de nuestros ojos como una muestra de la vida que nos rodea...





...como la cantidad de hojas de roble que contrastan con el verde de las pequeñas plantitas ...












..las bellotas aquí y allí con ese color tan oscuro ....













....los frutos del otoño con ese rojo que tanto me gusta...
Frutos

.....Y setas, porque indudablemente no pasaron desapercibidas...
setas en otoño

Algunas se dejaban ver tímidamente, como echando un vistazo , solitas , para contemplar el otoño a su alrededor.
setita

Para terminar os dejo dos estampas de campo, un lebrillo junto a unas dálias en flor y unas botas de trabajo que captaron mi atención.

lebrilloBotas
Ah!! El lugar protagonista : Cuacos de Yuste , provincia de Cáceres.

16 comentarios:

Georgina dijo...

Me alegro que hayas disfrutado de un lugar así. Esos huevos me hacen acordar a los que traiamos de lo de mi abuela, de sus gallinas. Aunque vivía en plena ciudad sólo comía huevos de sus gallinas, jeje. Ya sabés, los inmigrantes que se fueron de acá para allá le daban mucho valor a esas cosas que nosotros hoy no lo hacemos como deberíamos. Un beso, me ha gustado mucho tu post.

María dijo...

Un sitio precioso.
Un saludo, María

Charo dijo...

Me encanta este post, yo sí que disfruto de esos alimentos, mis tomates son únicos para nuestro salmorejo veraniego y mis olivos dan un aceite increíble, suerte de haber nacido en Córdoba y tener una casa en el campo con su huerta, de la que se ocupa Paco en sus ratos libres, yo me ocupo más de las flores, aunque últimamente las tengo algo abandonadas.

Zuriñe dijo...

la naturaleza es apasionante
yo tengo una casa en la alpujarras , y cuando voy (menos de lo k me gustaria) disfruto de la huerta como una niña chica, me encanta eso de recoger "la ensalada" directamente de la tierra............. aaaayyyyysssssssss

Anónimo dijo...

Precioso post Mercedes. A veces las que vivimos cerca del campo no valoramos lo que tenemos y verdaderamente es un tesoro. Habrá que visitar esa casa. Gracias por darla a conocer.
Dine

Cristina dijo...

Geniales las fotos... y me doy por aludida en lo de las verduras, huevos y demás, y además, como tu ya sabes, con "servicio a domicilio" practicamente diario... todo un lujo !!!

Sylvie dijo...

Encantada de acompañarte en tu viaje otoñal. Gracias.
Sylvie

Inma dijo...

Preciosas las fotos y el sitio fabuloso. Me ha gustado mucho este post Mercedes.
Gracias y un Beso

Lupita F. de Velasco dijo...

Se antoja estar en ese lugar, para mí está muy lejos, pero igual lo disfruto a través de tus fotos, gracias por compartirlas, y los huevos; con ese color están de un antojo maravilloso, son de esos que ya no encuentras.
Saludos desde México.

Lupe dijo...

Realmente las que lo tenemos todos los dias no lo valoramos hasta que alguien nos hace dar cuenta de lo afortunadas que somos.El tener el aceite de casa (aunque cada dos años cuesta un monton coger aceitunas) poder ir a coger los huevos(y aveces tienes que apartar a las gallinas)hacer una ensalada(y salir y cogerte la lechuga,los tomates y las cebolletas...)Vamos y así un monton de cosas.Gracias por tu post,me doy cuenta que no sabemos el bien que tenemos.
BESITOS.....

agus dijo...

Lo de las verduras creo que si nadie continua con ellas, lo que queda de mi suegro y luego a esperar a ir a Peñíscola a casa de las tias, que vuelvo cargada de ellas, me voy a especializar en conservas, y lo de los huevos aggggggg, cada dia vamos a recogerlos a casa de mis suegros, son buenisimos, que maravilla poder disfrutar de la naturaleza ...

Nelapx dijo...

feliz Otoño para ti Mercedes..

virtudes dijo...

Cuando yo vivía en la ciudad (amo el asfalto)y salía de forma esporádica al campo, me entusiasmaba tanto como a ti. Ahora vivo a diario todo eso que cuentas y me parece un poco aburrido. Disfruto con las calles asfaltadas, las tiendas, etc. Parece que siempre deseamos lo que no tenemos.

Aysezhu dijo...

Hummm, que buenos los huevos de gallina "de casa". Parece mentira que cosas así se hayan convertido en un lujo. Cada vez me apetece menos vivir en la ciudad.

besitos

juanidelpto dijo...

preciosas las imagenes del campo,a mi me encanta el campo la pena que lo disfrutemos tan poco,asi que cuando tengo ocasion me doy mis paseos por los pinares de mi ciudad

saludos de juani

angie dijo...

Ha sido un placer contemplar esas fotos. Quién pudiera perderse unos cuantos días en un sitio así.